La mejor - 30713

Quien arranca la charla con Infobae es Paula Binimelis, 28 años. De hecho, trabajaba en la multinacional IBM cuando conoció a Lucas. Y no es que te dejo de amares que me gustaría probar algo que vos no podés darme o no querés porque no te sentís cómodo. Tener que elegir que todo, absolutamente todo, sí o sí te lo tiene que dar una sola persona me parece…—plantea Paula, y resopla. A él le dieron la tarea de capacitarla.

Lugares de encuentro

El primer recuerdo relacionado con su sexualidad no tiene la impronta de la excitación sino de la extrañeza. Había un televisor prendido en casa, todos estaban viendo un típico programa de entretenimientos de finales de la decenio del bailaban mujeres de cuerpos tallados, hombres también. Tampoco los cuerpos masculinos me atraían de ninguna manera. Age pre-adolescente cuando se acercó a un grupo feminista en busca de ayuda para una amiga que estaba sufriendo acoso por las redes sociales. Fue así que conoció el concepto de asexualidad y empezó a investigar. Lo primero que Noah aprendió es que la asexualidad no es blanco o negro sino que abarca todo un espectro.

EL ESPAÑOL

Empero la forma en la que cada uno lo hace difiere bastante de país en país. El programa de la BBC Crossing Continents realizó una investigación y descubrió hechos fascinantes en torno a la cultura y el sexo. Y es que cuando de tener sexo se trata, hay un poco de todo: desde personas que practican el celibato, hasta quienes bailan con manzanas en las axilas como parte de la conquista sexual. Estas odas líricas describirían, de manera congruo abierta y con cierto detallelas regiones inferiores del individuo. El doctor Milton Diamond, un experto en comportamiento venéreo hawaiano, cuenta cómo el canto de la Reina Lili'uokulani habla de sus genitales retozando, subiendo y bajando. En Rusia quieren evitar que la demografía siga en descenso, así que en una región del país ha introducido una forma ingeniosa de lograr que la población procree. En el pequeño pueblo de Mehinaku, en el emporio de Brasil, las mujeres han ideado una forma simple de decidir entre sus pretendientes.

1106110711081109111011111112