Edificios para Completo

No, borre eso. La dama toma su teléfono y deslizando un dedo descarta a Alex, de 25 años, y a Robert, de De repente aparece la foto de James, de Si, le gusta. Y a él le gusta ella. Hablan un momento y quedan en encontrarse. A diferencia de los tradicionales portales de internet para buscar pareja, con sus inacabables semblanzas y mensajes, las nuevas aplicaciones ofrecen una sensación de inmediatez y una sencillez que en muchos sentidos lo devuelve a uno a los viejos días en que la gente se topaba con una cara bonita en la calle e iniciaba una conversación.

Formulario de búsqueda

Guardar 6 de julio de Todavía recuerda la primera vez que pisó un boliche después del divorcio: se deprimió tanto que se fue. Al bisel de los 50, el sociólogo Gustavo Sprei había terminado un matrimonio de 24 años y experimentaba las primeras salidas de soltero. Pero la confusión nunca había sido su aliada y los boliches seguían siendo territorios inexpugnables para él.

750751752753754755756