A donde van Kooza

Cuando Shahzad Younas se subió al escenario estaba muy nervioso. Comenzó diciendo: Los musulmanes no tenemos citas, los musulmanes nos casamos. Shahzad y su socio Ryan Brodie estaban en Silicon Valley porque habían entrado en un concurso global para ganar respaldo de la prestigiosa firma de inversiones Y Combinator. Shahzad continuaba con su discurso, y a los inversores les causaba risa su franqueza. Fue una de las startups que recibieron apoyo económico ese año, en Retrocediendo en el tiempo hastano fue a un grupo de inversores a quien Shahzad tuvo que convencer, sino a sí mismo.

Accessibility links

Después en el llegó el pervertido Glenn Quagmire de Padre de Familia, el chico bueno Michael de Arrested Developmenty todo el elenco de fracasados de The Inbetweeners. Es muy poco creíble que los hombres solteros hayan notado que lo son porque en existencia no es parte de la género de los hombres solteros hablar o preocuparse por su estado civil. Empero tal vez si hiciéramos una introspección de nosotros mismos sobre el guión estaríamos mejor; las cosas se pueden tornar algo raras cuando no feed a quien rendirle cuentas: la flojera, la indulgencia y el egocentrismo se pueden apoderar de nosotros.

¿Por qué Meetic?

Lorena G. Niña prodigio, feminista militante, madama soltera y feliz -de las que lo dicen con la boca grande-. Ha peleado la libertad esa de coger trenes y no tener que decirle a nadie a dónde va. Ha escrito casi treinta libros entre novela, poesía y ensayo; ha amanerado las costuras del ser humano por dentro -y el papel de la mujer en la sociedad-, ha diseccionado el amor, el sexo, la gravidez, las pasiones tóxicas.

Nos morimos de la risa con esta pareja dispareja.

Él, esperando con su chaqué hecho a medida y los gemelos bañados en oro decorando los puños de su camisa. Familiares por doquier ataviados cheat pamelas y pajaritas. No, no estamos describiendo una escena de telefilme. Casarse por todo lo alto es el sueño compartido por miles de personas en el mundo. Claro que para llegar a este momento hace falta que dos personas se dirijan al altar, y no siempre es complexion sencillo encontrar a alguien que quiera casarse con uno. Problema que sobrepasa cualquier rango social y afecta todavía a los superricos hombres de mediana edad. Al menos en lo que respecta a decir el 'sí, quiero'.

Silvestre Dangond - Niégame Tres Veces (Vivo)

1377137813791380138113821383